¿Qué hará el Centro para la Cuarta Revolución Industrial de Medellín?

 

 

Por prensa Alcaldía de Medellín

 

En el centro se estudiarán y desarrollarán tecnologías como Ciencia de datos, Internet de las cosas, Inteligencia artificial o Blockchain (información en bloque). Este será el quinto centro en el mundo y el segundo en el continente americano.

 

Con la oficialización de Medellín como primera sede en América Latina de uno de los centros mundiales para la Cuarta Revolución Industrial, la capital antioqueña liderará iniciativas para incrementar la calidad de vida con base en desarrollos tecnológicos relacionados con el mundo de los datos.

 

La Industria 4.0 es otro nombre utilizado para las transformaciones a partir de la Cuarta Revolución Industrial. Toma como base la digitalización pero combina tecnologías que borran las fronteras entre el mundo físico, biológico y digital.

 

Esta revolución irrumpe en todas las industrias de todos los países y, por ello, el hecho de que Medellín sea sede de este centro significa que asume un rol activo en la búsqueda de desarrollos de estas tecnologías.

 

En el centro, que estará ubicado en el edificio de Ruta N, se estudiarán tecnologías como Ciencia de datos, Internet de las cosas, Inteligencia artificial o Blockchain (información en bloque), términos que parecen lejanos pero que ya ingresan a la vida de la capital antioqueña.

 

Ciencia de datos

El factor común en las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial son los datos, su utilización para solucionar problemas o para predecir cambios en las personas, las sociedades o el mercado. Personas denominadas Científicas de Datos son las encargadas de estas tareas las cuales implican conocimientos en matemáticas, programación y estadística al mismo tiempo. Su especialidad hace que cada vez más empresas se interesen en este perfil laboral.

 

Blockchain

Blockchain es, en palabras de expertos, una tecnología que permite acceder a servicios y productos a los que normalmente accede la gente, pero con mayor seguridad, transparencia y muchas veces de manera más económica y rápida. Es un protocolo que permite distribuir una base de datos entre varias partes, la asegura a través de una red encriptada que garantiza que la información se mantenga intacta y lo hace todo sin necesidad de que haya un tercero que se encargue de verificarlo.

 

De esta forma, en vez de utilizar un intermediario que garantice la validez de una transacción, emplea bloques de información que se copian en miles de computadores y se conectan para copiar el histórico de la información, de manera que es virtualmente imposible alterar un eslabón de la cadena para cambiarlo. Esta tecnología nació como la base de las criptomonedas o monedas digitales para eliminar la necesidad de que un tercero, en este caso el banco, tuviera injerencia sobre las transferencias hechas con dinero. Blockchain conlleva en confiar en que la tecnología, y no las personas, harán lo que se requiera. Permite que el código, la criptografía y la matemática mantengan los activos seguros.

 

Internet de las cosas

 

Expertos de Ruta N afirman que el Internet de las cosas involucra dispositivos, protocolos de innovación, a quienes desarrollan hardware o tienen tecnología de comunicación, a quienes integran soluciones, desarrollan productos o analizan datos, entre otros.

 

Se afirma que esta es la materialización del sueño de que cada cosa que hay en el planeta tiene la capacidad de recolectar toda la información que se puede sobre su entorno, la almacena, la gestiona y la interpreta de forma inmediata, barata y sostenible.

 

La historia del Internet de las cosas puede originarse en 1960 cuando se instaló el primer cajero automático del mundo. Desde experimentos con tostadoras automáticas hasta el proyecto de una "piel" de sensores electrónicos que mida todas las variables ambientales posibles han mejorado la comprensión del entorno y les ha facilitado a empresas y gobiernos tomar mejores decisiones.

 

Actualmente, el número de aparatos conectados a Internet excede al de la población mundial -se calcula que puede ser de 11.000 millones- y les permiten a sectores como el de manufactura, energía, transporte, salud y gobierno tomar iniciativas en tiempo real y alcanzar soluciones sencillas y efectivas.

 

Inteligencia artificial

Los expertos de Ruta N indican que esta tecnología está cambiando la manera de interactuar, trabajar, estar informado y entretenerse y que su poder e impacto solo seguirán creciendo exponencialmente a medida que se creen computadores con mayor capacidad de procesamiento y se tengan más datos disponibles para enriquecerlos.

 

El insumo de los datos alimenta a la Inteligencia Artificial y ayuda a refinar los conjuntos de operaciones para hallar la solución a un problema para luego poder ser usados en implementaciones como reconocimiento de voz y de imágenes o automatización de procesos, entre otras.

 

Sobre la Cuarta Revolución Industrial

 

La Cuarta Revolución Industrial, según la definición de Klaus Schwab –fundador del Foro Económico Mundial–, puede entenderse como “la combinación de sistemas digitales, físicos y biológicos en pro de la transformación de la humanidad”.

 

Schwab afirma que la Cuarta Revolución se caracteriza por la velocidad, el alcance y el impacto en los sistemas: “La velocidad de los avances actuales no tiene precedentes en la historia […] Y está interfiriendo en casi todas las industrias de todos los países”.

 

Al respecto, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo Abondano, afirmó que con la apertura de uno de los Centros para la Cuarta Revolución Industrial, Colombia tendrá la posibilidad de apropiar las tecnologías emergentes de forma disruptiva, lo cual permitirá dar un salto cualitativo sin precedentes en eficiencia, productividad y competitividad.

 

“Con el arranque de este Centro en Colombia se busca apoyar, asesorar y formular políticas para adoptar y promover el uso de tecnologías 4.0. Tenemos como reto crear una ruta regulatoria para potencializar los impactos positivos del desarrollo acelerado de la tecnología local, regional y global”, señaló el Ministro Restrepo, quien agregó que sumarse a la Red Global de Centros también potencializará el capital humano del país y dará visibilidad a la Nación como un importante líder regional.